< Back to the Blog

in Diarios de Producción, Preproducción by

La destrucción interior

20 de Mayo, 2014

Pasa el tiempo y el cansancio hace mella. El proyecto ha crecido más de lo que parecía y está siendo algo enorme, que casi se nos va de las manos. El plan inicial debe cambiar y necesitamos más tiempo para preproducir. Los problemas de agenda del actor y algunos colaboradores nos han dado más tiempo, pero también es algo que tengo miedo de que nos haga perder fuelle y relajarnos.

Txetxu y su equipo están haciendo un trabajo brutal. Ya tenemos preparadas y pregrabadas las secuencias de acción con cables y efectos físicos, y son geniales. Además, Txetxu se ha encargado de la construcción de una falsa pared que destrozaremos y el resultado es impresionante. Hemos ido documentando todo y en unos meses podréis ver cómo la hemos contruido. No puedo esperar a verla en la localización, y mucho menos… ¡a destruirla!

Da gusto trabajar con Txetxu, siempre tiene opciones y alternativas, y siempre con una predisposición inimaginable. Es un currante y tiene unas ideas excepcionales; la verdad que es un lujo poder contar con él en el proyecto. Le conocí hace siete años en el rodaje de mi mediometraje Trimake, y ya en su día fue una gozada contar con él. Desde entonces me moría de ganas de volver a hacer algo juntos y fue una lástima que en REM (mi anterior cortometraje) por problemas de agenda no pudiéramos coincidir. Pero ahora sí que sí, y vamos a lo grande.